Groot

Groot fue recogido de una colonia con la boca en muy mal estado. Lo tuvimos que operar y extraerle casi todas las piezas bucales. Ahora le quedan 4, ¡como un conejito! Es un glotón y le encantan las latitas, aunque también come pienso. Además, es un gato muy tranquilo, cariñoso, ¡y muy dormilón! No pierde la oportunidad de hacer largas siestas. Es muy sociable, se asusta poco, y entra muy fácilmente en el transportín.¿Quieres adoptar a este trocito de pan? Haz click en el botón de abajo.